El reflejo de la nutrición en la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo con una superficie aproximada de 2 m y un peso alrededor de 5 kilos su función principal es hacer de barrera entre el cuerpo humano y el entorno, posee tanto roles estéticos como los propios de su función que dependen de su estado o condición en la que se encuentra por lo que debemos cuidarla. 

Está sometida constantemente ataques mecánicos y físicos químicos y oxidativos propias de la vida el metabolismo respiración celular y factores externos como el sol. Para poderse defender de sus ataques mantenerse sano y en condiciones óptimas el estilo de vida de la persona con sus hábitos y la nutrición es de suma importancia. 

La piel requiere de nutrientes adecuados tanto en calidad como en cantidad ya que son suministrados a través de los capilares directamente a la dermis y la epidermis que se nutre por difusión. Las necesidades nutritivas no son diferentes al resto del cuerpo, se necesitan proteínas como la elastína que es muy importante cuya función principal es la resistencia y la elasticidad de los tejidos. La piel está formada de un 70 % de proteína llamada colágeno en el que el contenido de lisina es importante, es un aminoácido esencial que cuando falta se asocia con sucesos como la pérdida del pelo. 

Los hidratos de carbono también son importantes a nivel estructural y no debe ser excesiva la ingesta porque está relacionado con problemas de acné y otros problemas de la piel como atrofia y envejecimiento. 

El organismo normalmente no puede sintetizar las vitaminas excepto vitamina D y K con lo que tienen que ser aportados por la dieta la vitamina C y E son antioxidantes muy importantes y eficientes  en los rayos UVA y UVB evitando el daño de los del ADN. 

la vitamina C también participa en la síntesis de colágeno. 

Suplementos y complementos alimenticios podrían ser útiles en personas que tengan alguna deficiencia o con problemas dermatológicos o estéticos el uso de la vitamina C, carotenoides y omega 3 protege de los daños solares.

El acné parece reducirse con una disminución de la ingesta del azúcar y las dietas bajas en carbohidratos parecen funcionar bien con ese tipo de problemas, sin lugar a duda la nutrición  afecta a la belleza de la piel por lo que una dieta saludable y equilibrada ayuda a preservar su calidad de piel.

Deja un comentario